Yoga Terapéutico para dolor lumbar.

TERCERA SECUENCIA Reserva aquí tu plaza Las molestias en la zona de la espalda baja son muy habituales y una de las principales causas de baja laboral. Pueden ser debidas a malas posturas, a la pérdida de tono muscular, artrosis, hernias, etc. Sin embargo, la columna vertebral está perfectamente diseñada para mantener el cuerpo erguido [...]

Oh! blanca Navidad

Ellas son los mejor de Oh! Yoga Tengo la fortuna de sentirme como en casa cuando estoy con mis alumnas. He llegado a la conclusión de que se atraen unas a otras. Y hablo en femenino porque solo tenemos algún chico de manera esporádica entre nosotras. Por supuesto, son bienvenidos.  Como decía son únicas, originales, [...]

YOGA A LA PAR, SIENTE UN PULSO COMÚN.

Reserva aquí tu plaza ¡¡Próxima Clase de Yoga en Pareja Domingo, 24 de Marzo!! Una clase de Yoga en Pareja nos viene bien para fomentar la confianza, la comprensión, la comunicación, el vínculo con la persona que practicamos y hasta el sentido del humor. ¡Nos viene bien siempre! ¡y el contacto físico también! El contacto [...]

Un propósito común: 108 Saludos al Sol.

En Oh! Yoga, empezamos por 54 vueltas el pasado año, este mes de marzo vamos a por los 108. Surya Namaskar o Saludo al Sol. Los Saludos al Sol son una serie de 12 posturas de yoga unidas en un movimiento constante y sincronizado con la respiración (vinyasa). Es una práctica ideal para comenzar un [...]

Soy mi propio hogar, por eso me escucho, me atiendo y me renuevo

Ceiba terapias

hogarSoy mi propio hogar, por eso abro las ventanas para renovar el aire, para que se vaya el viento rancio y tóxico y entre la brisa que huele a esperanza, a ilusiones perfumadas. Soy mi propia casa, soy mi refugio preciado, por eso a veces no estoy para nadie porque busco el cobijo de mi intimidad: mis rincones privados para escucharme, para atenderme, para sanarme…

Si nuestro interior fuera en realidad una casa, muchos de nosotros la tendríamos tristemente descuidada. Más aún, habría quienes dispondrían de una fachada bien decorada, con tejados de colores, llamativas chimeneas, sofisticadas rejas y grandes ventanales con elegantes cortinajes.

Sin embargo, si quisiéramos entrar al interior de estas mansiones tan imponentes, descubriríamos en muchas de ellas muros desvencijados, pilares débiles, salones solitarios, habitaciones vacías que huelen a tristeza y muchos rincones oscuros, ahí donde nunca ha entrado la luz del sol. En efecto, si cada…

Ver la entrada original 585 palabras más